martes, 20 de marzo de 2007

baifici 2006 review: GUCCI CRACKHEAD BATTLE NIHILISM

Esta película la vi en abril del 2006 en el festival de cine independiente.
Una película totalmente turbia y trashera.
Me quedo limando en la cabeza por lo cual decidí contactarme con la directora para saber como conseguir una copia.
La mina re buena onda me mando la película desde california a mi casa y me dijo que no pudo ir al bafici porque estaba embarazada.
El único problema es que no tiene subtítulos en castellano.
Abro el paquete y la pongo en mi dvd.
Nuevamente vuelve a sonar la música de la intro, una música densa hecha con un pianito.La trama de la película no es mas complejo que lo siguiente:

Un documental ¿ficticio?(eso espero), sobre Julie G, una chica que deja su trabajo de Mierda y vuelve al viejo habito de la cocaína sucia en su nariz, cuando no esta tomando esta vagabundeando por las calles de San Francisco, escribiendo lamentos y mensajes en busca de ayuda por las paredes de la ciudad, aunque realmente lo que menos quiere es ayuda.
Cae en un vicio autodestructivo y nihilista en donde su vida no cobra valor en si, sino la destrucción de la misma es su primordial objetivo de momento.
Pegando calcos en el barrio con la inscripción “CRACK ZONE”, o meando en plena vía publica.
Cayendo en viajes de pesimismo, y confesiones de pesadilla y totalmente sin anestesia en forma de ácidas charlas directamente con la cámara.
Se muestra al personaje llendo por un abstracto y poco glamoroso camino por los callejones de venta de crack y los baños de los strip clubs, incluso vagabundeando por escuelas de arte en New Orleáns.
La directora, Molly lynch intenta mostrar de forma grafica las crónicas de su actriz/sujeto a través de un viaje por las harshosos días y las terribles noches mezclándolas con montajes surrealistas, densos y escatológicos, mostrando así la demoníaca posesión y auto expresión de la política de la droga norteamericana.

La película que se puede tornar confusa y grotesca, mostrándote en tu cara como una mujer semi desnuda esta tomando pala con los amigos, y cuenta de forma totalmente nihilista como gasta montones de dólares en drogas y ni siquiera así puede morirse.
El único defecto es que a veces la cámara en mano puede cansar un poco.
Lo que la levanta bocha son las texturas generadas en la película mediante imágenes random, creando así un ambiente re surrealista y vomitivo.

A esta película le doy la calificación de ocho ganeshasssssss.

2 comentarios:

tiempodecartas dijo...

de verdad te mando la peli la directora?
bueno, obvio que es verdad, te creo, pero... que bueno!
yo me emocionaria un monton.
me dan ganas de verla
acà no hay baficis ni festivales parecidos, el cine se cae a pedazos moralmente y no tengo ganas de ir a ver batman y robin 7 o cosas semejantes

ayer vi nosferatu, que increible.
que andes bien!

Cannibalita dijo...

hola! suena demasiado interesante, esas temáticas fuertes expresadas de manera sumamente plásticas me llaman como las abejas a la miel.
como hace una mortal como cualquier otro ser del mundo para verlo?